Coordinadores

María Isabel Hernández González

Efraín Cortes Ruiz

María Elena Maruri Carrillo

El seminario Historia, cultura y patrimonio de la región lacustre del Alto Lerma es parte de la labor académica de la DEAS (Dirección de Etnología y Antropología Social) perteneciente al INAH, institución cuyos objetivos han sido la investigación, conservación y difusión del patrimonio cultural de México. El seminario retoma y hace suyos estos objetivos para lograrlos en la región lacustre del Alto Lerma, que constituye el área de trabajo.

Área de estudio localización y descripción

El área lacustre se localiza al sur de la cuenca alta del río Lerma, en el Valle de Toluca, Estado de México. La cuenca alta está conformada por la parte de este río que va desde su nacimiento en Almoloya del Río hasta la presa Solís. Según Beatriz Albores Zárate, la zona lacustre constituye una región de altura con volcanes nevados, los cuales le dan a la región rasgos particulares en términos de paisaje y condiciones metereológicas ambientales (Albores, 2013: 153),

Esta autora, reconoce tres porciones de la laguna de Lerma, las cuales van de sur a norte; Chiconahuapan, Chimaliapan y Chicnahuapan. El último término también designa al río y a toda la laguna. (op. cit. 154) “ahí tuvo lugar una vía o línea mesoamericana del desarrollo cultural (Albores, 2013: 158), la cual estuvo sustentada en la pesca caza y recolección, tanto en la zona de la laguna como en la franja ribereña, que la autora reconoce como modo de vida lacustre. La red para pescar, el tule que servia para el tejido de petates y otros objetos, la honda para la caza de animales pequeños y el ahuejote son representativos de este Modo de Vida Lacustre. (Albores, 1998: 198)

Son 20 los municipios mexiquenses que conforman la zona lacustre del Alto Lerma; los cuales hasta la etapa de desecación de la laguna (1900-1970) compartían tres vasos acuosos. En la actualidad ha desaparecido la mayor parte del depósito acuoso, conservándose aproximadamente una tercera parte de lo que era la antigua laguna. Los municipios son los siguientes: San Mateo Atenco, Texcalyacac, Almoloya del Río, Atizapan, Calimaya, Capulhuac, Chapultepec, Joquicingo, Lerma, Metepec, Mexicalzingo, Ocoyoacac, Otzolotepec, Rayón, San Antonio la Isla, Tenango del Valle, Temoaya Tianguistenco, Toluca y Xonacatlán (Albores, 2013: 163) Yoko Sigiura también habla de las labores de pesca, caza y recolección en la laguna de Lerma, llamándole modo de subsistencia lacustre a este sistema de explotación para el mantenimiento de las poblaciones humanas, el cual se remonta al Formativo Temprano (más de 3 mil años) “El modo de subsistencia lacustre, nunca constituyó una autarquía; por el contrario, formaba parte integral de un sistema mayor integrado por una mutua dependencia con otras formas de subsistencia como la agricultura y el aprovechamiento del bosque “(Sugiura; 1998: 17).

A la zona de estudio, esta autora la distingue como una subcuenca del Alto Lerma denominada cuenca de Almoloya-Otzolotepec área conformada por la zona lacustre y la franja ribereña que abarca alrededor de 320 km² de la porción oriental de la planicie aluvial de la cuenca del Alto Lerma, también llamada Valle de Toluca con mas de 30 kms. En su eje longitudinal de sur a norte se constituía por tres vasos acuosos: “El primer tramo y el mas elevado de los tres se conocía con el nombre de ciénega de Almoloya o Chignahuapan el segundo que abarcaba alrededor de 25 kms²  se conoce como Laguna de Lerma o Chima leapan y el tercero el mas bajo de los tres situado en el extremo norte –era conocido con el nombre de Chiconahuapan o Laguna de San Bartolo (Sugiura; 1998: 21).

Esta región geográfica mantuvo en convivencia a poblaciones humanas cuando menos desde el formativo, lo que permitió un proceso de intercambios cotidianos que produjo cierta uniformidad cultural; sobre todo en lo referente a la cosmovisión y a las formas de mantenimiento, ya que eran campesinos cultivadores fundamentalmente de maíz de temporal con semejantes tipos de tecnología.

Lastra señala que según Carrasco en Mesoamerica coexistían sociedades independientes las cuales habían elaborado ciertas maneras de relacionarse unas con otras, (a través del comercio, alianzas políticas, matrimonios, así como a través de guerras de conquista) por medio de las cuales los pueblos intercambiaron influencias culturales. (Lastra, 2006:26 y 27)

La situación cultural política y económica que encontraron en esta zona los españoles fue resultado de un largo y complejo proceso histórico, que por lo menos requirió varios cientos de años para cristalizar (Sugiura; 1998: 100).

Este proceso de interacción consolidó una historia común y una herencia cultural cuyo rico patrimonio es base de una identidad étnica regional.

El legado cultural  patrimonio de esta región es parte importante del patrimonio cultural de los pueblos del Valle de Toluca.

Montaña y laguna crearon una interdependencia de las comunidades asentadas en la región.

Los pobladores de la montaña intercambiaban con los de la zona lacustre madera para la fabricación de canoas, remos y fisgas, leña para combustible, tejamanil para techos de casas, vegetales comestibles como hongos y animales de caza. Los residentes de la zona lacustre proporcionaban, pescado, acociles, ranas, ajolotes y aves, así como vegetales comestibles.

Los objetos de tule principalmente los petates eran apreciados y utilizados por las familias de la región.

La zona fue desecada en su mayor parte debido a la captación de las fuentes del río Lerma y de otros mantos acuosos para ser canalizados a la Ciudad de México a fin de abastecerla de agua.

El Seminario Historia, Cultura y Patrimonio de la región lacustre del Alto Lerma considera que desde las ciencias antropológicas y la historia se pueden realizar estudios culturales que den a conocer diversos aspectos del rico producto histórico-cultural de la zona.

Los trabajos etnohistóricos realizados han aportado conocimientos acerca de la formación consolidación y transformación de los pueblos del alto Lerma mexiquense y en particular de su zona lacustre.

Desde la etnografía la reflexión ha sido sobre los procesos de cambio e integración a la vida nacional; así como estudios sobre la vida tradicional en aspectos tales como religión economía, política organización social y modo de vida en general.

Objetivos del seminario

1.      Poder establecer un espacio de reflexión y difusión de los estudios realizados por investigadores que se interesan en la zona. Este espacio pretende acercar a los investigadores que deseen discutir y compartir sus propias experiencias e intereses de investigación.

2.      Este seminario se presenta como interdisciplinario y se plantea contribuir al conocimiento histórico y cultural de la zona, difundiendo los resultados de los investigadores pertenecientes a el.

Trabajo realizado por el seminario

El trabajo realizado durante los 3 años de existencia que tiene el seminario ha sido diverso. Lo podemos dividir en 3 aspectos:

a.         El Seminario Historia, Cultura y Patrimonio de la región Lacustre del Alto Lerma, ha tenido sus sesiones de presentación y de discusión de investigaciones en la zona lacustre y otras zonas del Valle de Toluca. Las sesiones se efectúan el 2º jueves de cada mes en las instalaciones de la Dirección de Etnología y Antropología Social en San Jerónimo 880, col. San Jerónimo Lídice. En estas sesiones los miembros del seminario dan a conocer sus propias investigaciones a fin de recibir comentarios y aportaciones de otros investigadores en la zona de interés.

Es importante la difusión de los resultados y de los procesos de investigación debido a que de esa forma se van conociendo los tipos de investigación antropológica e histórica; que existen lo cual va creando un panorama general del estado del conocimiento de la zona lacustre y del valle de Toluca.

b.         Se ha participado como seminario en algunas reuniones académicas:

1.           1er. Congreso internacional de Etnohistoria Americana, organizado por la Dirección de Etnohistoria INAH en Taxco, Guerrero del 25 al 28 de octubre de 2011. “Problemas del pasado Americano”.

2.           En dos ediciones del Encuentro sobre la Religión popular en el mundo organizado por la Sociedad Mexicana  para el estudio de las Religiones.

a)      Primera edición Encuentro sobre la Religión popular en México en el mundo, los días 12, 13 y 14 de octubre de 2011, organizado por la Dra. Yólotl González y la Sociedad Mexicana para el Estudio de la Religiones la DEAS-INAH en el Exconvento de El Carmen, San Ángel.

b)      Segunda edición Encuentro sobre la Religión popular en México en el mundo organizado por la Sociedad Mexicana para el Estudio de las religiones los días 16, 17 y 18 de octubre de 2013.

3.           Intercambios académicos con instituciones de enseñanza superior:

a)      La Facultad de Antropología perteneciente a la Universidad Autónoma del Estado de México con la cual se tiene la invitación al seminario  para la participación en actividades académicas.

b)      El 19 de abril de 2012 alumnos del Seminario de Diversidad de Lenguajes en Chiapas dependiente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chiapas, expusieron a los miembros del Seminario de Historia Cultura y Patrimonio, sus avances de investigación en las instalaciones de San Jerónimo 880, Col. San Jerónimo Lídice, abriéndose un espacio para la discusión y difusión de resultados, el Seminario Chiapaneco estuvo coordinado por el maestro Daniel Ochoa, maestro investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chiapas.

4.           Recorridos en la zona de trabajo del seminario. Cada año se asiste a la cosecha de maíz de la finca de San Pedro Apóstol en San Pedro Cholula Ocoyoacac. Se han realizado otros recorridos y visitas a Toluca y Capulhuac.

5.           Se editó un libro de difusión producto del trabajo del seminario titulado: Historia, costumbres y vivencias. Patrimonio de los pueblos del Alto Lerma, coordinado por María Isabel Hernández González, María Elena Maruri Carrillo y Efraín Cortes Ruíz.

Algunos de los temas abordados en el Seminario

Siguiendo los objetivos ya dichos del Seminario y por la orientación interdisciplinaria se han abordado entre otros temas de arqueología, lingüística, etnohistoria y etnología. También se han presentado algunos de carácter económico (comercio, artesanías y otros) además algunos relativos al ciclo de vida y aspectos religiosos. Por otro lado se a buscado la participación de la población de la zona y de estudiosos en ciencias sociales originarias del área lacustre.

Los pueblos originarios que se han asentado en el área lacustre desde la época prehispánica (otomianos y nahuas)  han ritualisado el trabajo del cultivo del maíz; dichos rituales desde esa època se han llevado a cabo a nivel familiar como a nivel comunal.

En las localidades donde todavía es importante el cultivo del maíz de temporal, se siguen realizando rituales de pedimento de buenos temporales  en los cerros los cuales siguen siendo fundamentales.

En los lugares conurbanos de la ciudad de Toluca y que forman parte del arrea metropolitana de esta ciudad capital del Estado de México, el sistema productivo se ha diversificado y con el la estructura ocupacional en estas localidades se encuentran obreros de fabricas de los varios corredores industriales así como trabajadores empleados en el sector servicios y en el comercio ( tanto el formal como el ambulante) encontramos pequeños y medianos negocios familiares y oficios tales como albañilería, herrería, cerrajería, zapatería costura y carpintería además de talleres mecánicos vulcanizadoras y otros. Actualmente en la región la venta de comida y ropa se han convertido en ocupaciones importantes además de músicos y vendedores de tortillas, jugos y tortas.

Las festividades religiosas de los cultos de los santos patronos que se ofrecían a estas entidades divinas, por parte de los creyentes  para lograr una buena cosecha y salud para las familias ahora además de estos contenidos tienen otros como son lograr un buen empleo que genere suficientes ingresos para sostener a las familias. Continua la a.lianza con los santos donde la regla sigue siendo la de dar para recibir (relaciones de reciprocidad) se han abordado en las sesiones del Seminario, los sistemas ritual incluyendo procesiones y peregrinaciones a santuarios, tanto nacionales como regionales. Dentro de los nacionales el más importante es el del Tepeyac donde se encuentra la virgen de Guadalupe y entre los regionales el más importante es el santuario del Sr. de Chalma.

Las danzas son indispensable en las festividades religiosas sobre todo en las patronales entre las más conocidas en esta zona, se encuentran: la danza de arrieros, la de moros y cristianos,  (en varias versiones) la de vaqueros, los lobitos, las inditas, los cuentepecos además las prehispánicas y los concheros. De unos cinco años a la fecha (aproximadamente) encontramos a los chinelos y que han llegado a está región como una influencia del estado de Morelos, la organización religiosa de las comunidades también ha sido de interés para el Seminario; las más importantes son  las mayordomías de los santos patronos, las de las romerías o peregrinaciones, así como los grupos de fiscales, hermandades y cuidadores de los templos católicos.

El estudio del cultivo tradicional del maíz realizado antiguamente por yuntas y su comparación con los actuales trabajos donde predomina el uso del tractor.

Las actividades lacustres de pesca, caza y de recolección así como la crianza de animales como aves de corral, cerdos, borregos y reses.

La clanchana o madre de los animales también ha sido tema del seminario

Publicación del seminario  

María Elena Maruri Carrillo 

Uno de los resultados más importantes para el seminario es la publicación  Historia, costumbres y vivencias: patrimonio de los pueblos del Alto Lerma como libro de divulgación. Esta obra es la compilación de varias exposiciones presentadas en el marco de las sesiones que se realizaron de 2011 a 2014.  Durante las diferentes reuniones los integrantes del seminario, han dado a conocer sus estudios etnográficos, históricos, arqueológicos y lingüísticos que dan cuenta de la riqueza cultual de estos pueblos ancestrales. Los objetivos principales siempre ha sido establecer un espacio de reflexión y difusión sobre los estudios realizados por investigadores interesados por la zona, con la finalidad de acercar a los estudiosos e intercambiar sus propias experiencias. Y, crear un espacio interdisciplinario que difunda el conocimiento histórico y cultural de la zona del Alto Lerma.  

De acuerdo a los objetivos del Seminario, se compilaron las investigaciones sobre la riqueza histórica y cultural del Alto Lerma; resultado de una consolidación de un modo de vida lacustre y campesino que fue dominante desde época prehispánica hasta la década de los años sesenta, cuando en la región se aceleró un proceso de desecación de las lagunas, así como del avance de la urbanización, la industrialización y la modernización. 

Los materiales publicados en el libro de divulgación dan una visión general de la riqueza histórica y cultural de la región; abordan diferentes temas que sabemos son de interés para lectores tanto nativos de la zona como de quienes  sin serlo se interesan en ella.   

La región lacustre del Alto Lerma, en el Estado de México, junto con el somontano del Monte de las Cruces y del Nevado de Toluca, constituyen una área históricamente multicultural de pueblos otomianos (otomies, matlanzincas y mazahuas) y de comunidades nahuas, los cuales penetraron al Valle de Toluca desde la época prehispánica. 

Esta región mantuvo en convivencia a las distintas poblaciones étnicas desde el periodo formativo, lo que permitió un proceso de intercambio cotidiano que produjeron cierta uniformidad cultural; sobre todo en cosmovisión y formas de mantenimiento, ya que eran comunidades campesinas cultivadoras fundamentalmente de maíz de temporal con ciertos tipos de tecnología adaptada a las condiciones de la región. 

Este proceso de interacción permanente consolidó una historia común y una herencia cultural cuyo patrimonio es la base de una identidad étnica regional. El legado cultural de esta región es parte importante del patrimonio cultural de los pueblos del Valle de Toluca. 

En Las lenguas indígenas del Valle de Toluca, Susana Maruri Carrillo se refiere a México como un país con una pluralidad lingüística, expresada en la multiplicidad de lenguas y sus variantes dialectales producto de movimientos e interacciones culturales. La zona lacustre del Alto Lerma: patrimonio histórico  y cultural en riesgo, es descrita por María Elena Maruri Carrillo, quien enfatiza sobre el riesgo en que se encuentra el patrimonio histórico y cultural Chignahuapa, Chimaleapan y Chiconahuapan que han sido ecosistemas que desde el formativo han dado modos de mantenimiento a grupos humanos. Laura A. Romero Padilla, Entre el paisaje y la sirena: Un estudio para la Arqueología del Paisaje, se interesa por seguir la huella de la Sirena o Tlanchana, madre de los animales lacustres, Señora y Dueña de las lagunas. Su importancia es tal que quedó plasmada en la arquitectura del templo católico de San Antonio la Isla, en la artesanía de barro de Metepec y en la memoria de los antiguos pescadores. 

En Paisaje y ritualidad en el nevado de Toluca, Iris del Rocío Hernández Bautista describe los trabajos y hallazgos arqueológicos realizados por la subdirección de arqueología subacuatica del INAH en el nevado de Toluca; la Montaña Sagrada en donde desde época prehispánica se han realizado rituales y se ha presentado ofrendas a las deidades del agua y los mantenimientos en los lagos sagrados del sol y la luna y en otros lugares cercanos a estos. Los Hiedhete: especialistas rituales en el Alto Lerma, se introducen en el mundo mágico de los especialistas que dominan los fenómenos atmosféricos. La necesidad de buenos temporales para la agricultura del maíz, hace que los campesinos acudan a las cimas de montañas y volcanes a solicitar las lluvias tal como lo describe Karla Rodríguez Martínez.  

En Los Velorios de angelitos: el caso del barrio de Guadalupe Atenco, México, María Isabel Hernández González aborda la muerte de infantes quienes al morir se convierten en ángeles del cielo; razón por la cual en estos velorios no debe haber tristeza sino al contrario debe reinar la alegría. En El levantamiento de la cruz; una tradición viva en Calimaya, Estado de México, Alejandro Maruri Carillo relata cómo se lleva a cabo la ceremonia que se realiza al cumplirse un año del fallecimiento de una persona. El objetivo de esta ceremonia es proporcionar el desprendimiento emocional entre el difunto y sus parientes y amigos, quienes aceptan dejarlo ir al mundo de los muertos. Leticia Tania Sánchez Trujillo y Xóchitl Maruri Carrillo abordan el tema del Día de muertos en San Antonio la Isla, Estado de México, enfatizan la celebración de muertos en esta localidad, deteniéndose en la descripción de las ofrendas para niños el día primero de noviembre, así mismo en las ofrendas del día dos de los difuntos adultos.  

En Un recorrido por algunos tianguis y mercados del Valle de Toluca, José Alfredo García Contreras nos asoma a los colores y productos de los tianguis y mercados. El recorrido incluye a Santiago Tianguistenco Metepec, Tenango del Valle, San Mateo Atenco, Guadalupita, Almoloya del Río y Santa Cruz Atizapan. Es interesante la caracterización que realiza de los tianguis y quienes acuden a ellos. En La producción textil artesanal en Gualupita, Fabiola Torreblanca Arriaga destaca cómo la producción y comercialización de esta artesanía fue el recurso económico que ayudó a las familias a sobrevivir en los tiempos de crisis agrícola y crecimiento capitalista a finales de los años 60’s. Este tipo de artesanía, tuvo un auge en la década de los 70’s, sin embargo, en la actualidad padece una crisis debido a la competencia en el mercado con otros productos artesanales similares de tal magnitud que eventualmente puede significar su desaparición. 

¡Toquen armas y toquen guerras! Danza de Moros en San Pedro Cholula, Ocoyoacac, zona lacustre del Alto Lerma es un análisis que realiza Efraín Cortés Ruíz de la danza de moros a la cual considera como una ofrenda ritual de la mayordomía de los santos en festividades religiosas tanto en las locales como en los Santuarios (de Chalma, fundamentalmente).  

Demetrio Jiménez Jardón en su trabajo Danza de la pluma en el pueblo de La Asunción Municipio de Rayón, Estado de México, presenta a la danza de la Pluma como única en la región lacustre del Alto Lerma. Cada año, el 2 de febrero, día de la Candelaria se realiza el cambio de la mayordomía y el 25 de abril es la fiesta en el Santuario del Señor de Chalma. Los Chimalis, las Monarcas, las Malinches y las Dancitas conforman la Danza de la Pluma la cual se toma como un rasgo importante de identidad de los lugareños. 

Del patrimonio cultural inmaterial. Un himno de 1947, Javier Romero Hernández analiza una partitura musical del año de 1947 encontrada en el Archivo Municipal de San Antonio La Isla. El himno al Alfabeto exhorta a los analfabetas a esforzarse a dejar de serlo. En medicina tradicional: herencia cultural en San Lucas Tepemajalco, Estado de México, Patricia Hernández  Rojas y Norma Maruri Carrillo presentan a la medicina tradicional como parte del patrimonio cultural que se ha practicado desde tiempos prehispánicos; la cual, lamentablemente, hoy día se práctica muy poco, así mismo señalan la importancia social de los médico tradicionales como parteras y curanderos. 

Por último, en La boda frustrada; una leyenda de mi pueblo San Antonio La Isla. Estado de México, Guillermina Lópezfuentes Guadarrama relata la leyenda que enseña valores familiares y lecciones de vida a las nuevas generaciones: los malos comportamientos conllevan a las desgracias, así lo refiere la autora. 

Es así como en un breve recorrido, los autores nos dan muestra del bagaje cultural de los pueblos del Alto Lerma que conservan sus tradiciones, mitos y leyendas que los identifica con un pasado histórico; y que más aún, han logrado permanecer a través del tiempo a pesar de los cambios y transformaciones que ha sufrido el Alto Lerma. 

 A decir de la Antrop. Gloria Santos Ortiz, en cuanto que menciona en la presentación del libro, que el patrimonio cultural de un pueblo se puede conocer a través de las historias y costumbres contadas por los mayores que congregan a familias y comunidades. Las vivencias del día a día nos hablan también del patrimonio de los pueblos: sus lenguas, sus paisajes y sus monumentos que son evidencia de su riqueza histórica. 

Historias, costumbres y vivencias: patrimonio de los pueblos del Alto Lerma es producto del Seminario Historia, Cultura y Patrimonio de la Región Lacustre del Alto Lerma en la Dirección de Etnología y Antropología Social del Instituto Nacional de Antropología e Historia (DEAS-INAH). Es una obra que tiene el mérito de aportar información sobre una diversidad de temáticas relacionadas con el patrimonio de esta región. Se debe destacar que su originalidad e importancia se encuentran no sólo en el contenido de sus textos sino también en que los autores dan una visión que pocas veces se puede encontrar en las investigaciones y etnografías realizadas.  

El compendio se destaca porque algunos de sus integrantes además de ser profesionistas y estudiosos de esta región son originarios de la misma. Se preocupan por difundir y promover el patrimonio histórico y cultural de los pueblos mexiquenses. 

Santos Ortiz enfatiza en cuanto que la compilación hace del escrito un documento ejemplar ya que además de contener la reflexión desde diferentes miradas académicas, describe con detalle la riqueza de las diferentes manifestaciones culturales e históricas, lo que lo hace ser una fuente de primera mano que se sacude de las interpretaciones del académico externo que llega a tratar de aprender, entender e interpretar una cultura ajena.  

Para la presentadora es importante la experiencia académica de los coordinadores del seminario como resultado de muchos años de trabajo; quienes han recorrido y reconocido los intrincados caminos de lugares del Alto Lerma para llevar a cabo sus investigaciones antropológicas.  

Así mismo, reconoce a la Asociación Ciudadana Promotora del Patrimonio Histórico y Cultural, ACIPPAHC, A. C., de la cual forman parte algunos de los integrantes del seminario, por su apoyo en la edición, publicación y difusión de esta antología.  

Al respecto, cabe mencionar que el seminario cuenta con el apoyo incondicional de los socios de la ACIPPAHC A. C.  que surge a partir del interés de un grupo de ciudadanos y antropólogos egresados de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), por la protección y conservación del Patrimonio Histórico y Cultural de los pueblo y comunidades del Estado de México, a través de evidencias arqueológicas e históricas, en el arte, en las formas tradicionales de vida, en las artesanías y en cualquier manifestación cultural representativa de una región pueblo o comunidad; sin olvidar la biodiversidad en pro de una cultura del medio ambiente. Nuestras actividades no tienen intereses lucrativos, políticos ni religiosos. 

La misión de la ACIPPAHC es estudiar, investigar, difundir, promover y fomentar la conservación del patrimonio histórico y cultural de las comunidades, pueblos y regiones del Estado de México.  En cuanto a su misión es Ser una Asociación Civil reconocida por su compromiso social en la investigación, el resguardo, la protección y la conservación del patrimonio histórico y cultural, desempeñándose con profesionalismo, honestidad, ética, imparcialidad y transparencia para lograr las metas y objetivos y ser reconocida a nivel estatal. 

La labor de la ACIPPAHC ha sido muy activa en las comunidades del Estado de México, ya que ha organizado varias actividades de índole cultural. Así mismo, sus socios han impartido talleres de manualidades y habilidades artísticas. 

Hoy día, ACIPPAHC tiene un convenio con los Representantes de Bienes Comunales de Azaculco, Ocoyoacac, estado de México sobre un Proyecto editorial intitulado Acazulco ayer y hoy. Patrimonio histórico y cultural de un pueblo otomí. Así mismo, cuenta con el apoyo del seminario Historia, Cultura y Patrimonio de la Región Lacustre del Alto Lerma

Este Proyecto surge por invitación de los Representantes de Bienes Comunales con el interés de dejar testimonio escrito de la identidad de Acazulco como pueblo originario y poseedor de tradiciones, costumbres e historias ancestrales 

Las temáticas son varias: Origen y fundación de Acazulco prehispánico 

Códice Techialoyan de Azaculco-Tepexoycua, San Jerónimo: un legado colonial, El otomí de Acazulco: Un estudio lingüístico, Fiestas y festividades: un sistema de creencias, Usos y costumbres: identidad cultural, Danza de arrieros: una tradición arraigada, Danza de vaqueros, Danza de concheros y/o Danza azteca, Juegos y juguetes que no olvido, Cosmovisión y mitos de origen: ritual del Divino Rostro en el Huellamelucan, Culto a los cerros: tradición milenaria, Leyendas que se cuentan: los nahuales, Lo que sabían los abuelos: el conocimiento tradicional, Consejo de ancianos: una riqueza humana ancestral 

Temascal y parteras: saberes y entenderes, Patrimonio histórico, cultural y arqueológico, recursos turísticos y gastronomía. 

En fin es mucho el trabajo que se ha realizado a través del seminario, aun hay mucho más que realizar desde la perspectiva de los objetivos del seminario Historia, Cultura y Patrimonio de la Región Lacustre del Alto Lerma.